Buscar
  • Cintia Fraser

EN VIDA HERMANO, EN VIDA!



MENSAJE IMPORTANTE DE LA PASTORAL DE SALUD


Generalmente se valora el tesoro de la buena salud cuando se comienza a perderla!!!

No hay mejor regalo para obsequiar y recibir que sea: SALUD !!!

La salud es Bendición de Dios, que además por su Iglesia nos regala el Sacramento de la Unción de los Enfermos como gracia de salvación.

En la Biblia, la carta de Santiago 5, 14-15 dice: Si está enfermo que llame a los presbíteros de la iglesia, para que oren por él y lo unjan con óleo en el nombre del Señor. La oración que nace de la fe, salvará al enfermo, el Señor lo aliviará y si tuviera pecados, se le perdonarán."

Por eso las familias del enfermo llaman al sacerdote cuando alguno de los suyos padece y se hace necesaria la atención médica u operación o alguien anciano está grave.

Antes, se llamaba Extrema Unción y lamentablemente quedó la tradición de quién la recibe, está próximo a la muerte. Por eso observamos cómo un grave error cristiano, muy común, avisar a último momento, cuando el enfermo está convaleciente o moribundo inconsciente.

Con un mínimo grupo de voluntarios que visita a los enfermos de la comunidad (al menos mensualmente), no sólo se atiende al enfermo sino también su entorno familiar y el párroco o sacerdote encargado, queda informado para asistirlo con tiempo

y como corresponde. De este modo sabemos a quién le damos la gracia de los sacramentos y evitar la incertidumbre (muy común en sanatorios de Eldorado) de llegar a enfermos en UTI inconscientes, de quién sólo conocemos su nombre. Obviamente eximimos los casos de accidentes o internados con urgencias por ataques imprevistos.

Todo hace a la mejor atención y evolución posterior del enfermo.

Mateo 25, 36b.


PASTORAL DE LA SALUD - DIÓCESIS DE PUERTO IGUAZÚ


El Grito Misionero

Noticias de la diocesis